Las Manos Finas del Cine Chileno

1998 | El Mercurio

Casi todas las pel√≠culas chilenas de los √ļltimos a√Īos han sido editadas por mujeres. Danielle Fillios y Andrea Chignoli, que hoy trabajan en “El entusiasmo” y “Cielo ciego”, son las an√≥nimas responsables de que cada escena est√© en su lugar. Y con un ritmo propio.

Mucho se habla del director de una pel√≠cula y de los actores que en ella participan. Pero lo que sucede despu√©s del rodaje es algo desconocido para la gran mayor√≠a del p√ļblico. En ese instante entra el montajista, la persona que pone orden -en una labor casi invisible- a todo lo filmado. En Chile, este trabajo cae principalmente en manos de mujer.

Ese es el caso de las pel√≠culas “El entusiasmo” y “Cielo ciego”, que dirigen Ricardo Larra√≠n y Nicol√°s Acu√Īa, respectivamente. Actualmente, la francesa Danielle Fillios y la chilena Andrea Chignoli est√°n montando estos filmes, luego de concluir sus publicitados rodajes. “El montaje en cine es como tener un mont√≥n de palabras sueltas (tomas y planos) que hay que ordenar en oraciones (secuencias) para contar una historia”, grafican para explicar esta actividad.

Danielle Fillios es la m√°s experimentada de las dos. Comenz√≥ su carrera a los 22 a√Īos en Francia, donde trabaj√≥ con Jean Jacques Benneix (“Betty blue”) y con Cyril ColIard (“Noches salvajes”). En Chile, trabaj√≥ en publicidad, en la serie televisiva “Estrictamente sentimental” y en el filme “Johnny cien pesos”, ambas de Gustavo Graef-Marino.

Luego seguir√≠an “Amnesia”, “Punto rojo” y “Gringuito” y los reci√©n estrenados documentales de Ricardo Larra√≠n “Pasos de baile” y “El Cardenal”. Hace poco termin√≥ el montaje de “Last call” de Christine Lucas, y en estos momentos trabaja en “El entusiasmo”, tambi√©n de Larra√≠n.

Andrea Chignoli comenz√≥ a trabajar en cine en 1992, tras terminar sus estudios de periodismo. Despu√©s de asistir a Danielle Fillios, se dedic√≥ a montar algunos cortometrajes, hasta que en 1995 hizo el montaje del primer largo de Christine Lucas, “En tu casa a las 8”; dos a√Īos m√°s tarde trabaj√≥ en “Historias de f√ļtbol” y en los telefilmes de TVN, “Las historias de Sussi”. Y ya termin√≥ el montaje de “Cielo ciego”, dirigida por Nicol√°s Acu√Īa.

Ajuicio de Andrea Chignoli, en Chile hist√≥ricamente el montaje ha sido labor femenina, “por los horarios de trabajo, que son m√°s normales, no como en otras √°reas de la industria cinematogr√°fica”, explica. Danielle Fillios tiene otra teor√≠a: “Con el antiguo sistema, la moviola, el montaje era m√°s delicado y minucioso, por lo que hab√≠a m√°s mujeres en ello”.

Las profesionales explican que su trabajo est√° muy determinado por el gui√≥n previo, pero que la verdadera labor del montajista surge cuando es capaz de cambiar lo que dice el gui√≥n y proponer nuevas alternativas al director de la pel√≠cula. “El buen montajista es el que se recuestiona las √≥rdenes y se atreve a hacer cambios”, dice Andrea Chignoli.

-¬ŅC√≥mo alguien puede notar la mano del montajista en un filme?

“No se nota”, coinciden. “Es como la m√ļsica incidental. Tal vez alguien se pueda aburrir cuando se quedan pegados en un plano, o cuando se repite una secuencia hasta el cansancio, pero la mayor√≠a ni siquiera sabe que existen distintas tomas de una misma acci√≥n”.

-Entonces, ¬Ņque hace que un montaje sea especialmente bueno?

Danielle F√≠ilios es enf√°tica: “El mejor montaje es el que no se nota. En general premian a las pel√≠culas que tienen mayor trabajo de posproducci√≥n, las m√°s brillantes, aunque muchas veces las m√°s sencillas son las m√°s dif√≠ciles de montar”

-¬ŅNo les molesta que su trabajo sea tan an√≥nimo?

“No, al contrario. El montaje es el periodo de calma tras la locura que significan las filmaciones” reflexiona Andrea. “Es un trabajo hermoso. Uno arma una historia a pedacitos. Es fascinante”, complementa Danielle.

José Andrés Alvarado.

El Mercurio – Martes 9 de junio 1998